NEOKDUN® relleno reciclado para cazadoras y ropa del hogar

NEOKDUN® en un material de relleno Natural y biodegradable  fabricado por la empresa Española NavarPluma, que se produce del reciclaje de  productos para ropa de cama y prendas de vestir que han llegado al final de su ciclo de vida.

El material de relleno se extrae manualmente de los productos que se reciclan, se recolecta y se regenera a través de un proceso técnico innovador que evita el uso de productos dañinos para el medio ambiente.

NEOKDUN® se utiliza en relleno de edredones, almohadas, prendas de vestir o tapicería.

El origen europeo de NEOKDUN® está controlado por un Estándar de Trazabilidad (Estándar de Trazabilidad NVP) auditado por un tercero que garantiza además un abastecimiento ético. Este estándar no permite la mezcla de NEOKDUN® reciclado y plumas con cualquier material “nuevo” o “reciclado” de plumas y plumón., ni con materiales de relleno sintético.

NEOKDUN® garantiza los mejores rendimientos en términos de calidez, transpirabilidad, ligereza, limpieza y potencia de relleno.

La empresa NavarPluma se dedica desde sus orígenes al reciclado de plumas y plumones para la industria textil. La materia directamente procedente de los mataderos es un residuo que transforma nuestra industria para darle un alto valor.

Transformar madera en tejidos

La madera procedente  de plantaciones forestales puede transformarse en tejidos para la industria textil, al igual que otros tejidos naturales como el algodón.

Las fibras de celulosa hechas están en el mercado desde hace varias décadas. Hoy en día, la industria de la fibra de celulosa es la segunda biorrefinería más grande del mundo (junto a la industria del papel). En los últimos años, el interés en las fibras de celulosa hechas por el hombre ha crecido como consecuencia de una mayor conciencia ambiental y el agotamiento de los combustibles fósiles.

Tradicionalmente la producción de tejidos naturales como el algodón necesitan grandes extensiones de cultivo que son grandes consumidores de agua. Las alternativas más extendidas son los tejidos artificiales como el poliéster consumen productos químicos que  son potencialmente contaminantes y dañinas al medio ambiente y a las personas.

Existen dos alternativas más sostenibles:

  • La transformación de residuos vegetales en fibras. Es la más sostenible porque no requiere de cultivos de algodón o madera, se abastece de residuos que en lugar de quemarlos o llevarlos a vertederos se transforman para convertirlos en tejidos. Este tipo de industria además de beneficiar al medio ambiente, crea riqueza en la selección y  tratamiento de residuos.
  • Transformar madera procedente de cultivos forestales en tejidos. Sigue consumiendo recursos naturales y requiere grandes extensiones de cultivos. Sin embargo el impacto ambiental de esta industria es muy inferior a la industria tradicional del algodón o de loa tejidos artificiales.

En general cualquier tipo de biomasa puede convertirse en tejidos. Esta biomasa pueden ser residuos o de origen sostenible como por ejemplo los cultivos industriales de algas que crecen consumiendo y captando el CO2 de chimeneas.

Para poder afirmar que los tejidos fabricados a partir de madera son más sostenibles que otros tejidos naturales como el algodón hemos analizado el documento de Evaluación del Ciclo de Vida tejidos artificiales a partir de fibras de celulosa.

La conclusión de este estudio es que las  cuatro fibras de celulosa analizadas ofrecen beneficios importantes para reducir el NREU, el PCA, los impactos de toxicidad, el uso del agua y el uso de la tierra.

El algodón es identificado como la opción menos preferida debido a sus altos impactos de ecotoxicidad, eutrofización, uso de agua, uso de la tierra y eficiencias de uso de la tierra relativamente bajas

El algodón, la fibra de celulosa natural más importante en el mercado, no es un producto que consume mucha energía; Tiene el CED más bajo. Sin embargo, el algodón tiene el mayor impacto en todas las fibras estudiadas en 5 de las 13 categorías, es decir, uso de la tierra, uso del agua, ecotoxicidad acuática fresca, ecotoxicidad terrestre y eutrofización. El cultivo de algodón causa la mayor parte de los impactos ambientales. El uso de pesticidas es responsable de las altas ecotoxicidades y el uso de fertilizantes es la principal causa de la neutralización.

Sobre la base de los resultados normalizados (para World 2000), se llega a la conclusión de que la toxicidad acuática del agua dulce y la ecotoxicidad terrestre del algodón es muy alta; todas las fibras de celulosa hechas por el hombre estudiadas causan impactos comparativamente insignificantes para la toxicidad humana, la toxicidad del agua dulce y la eutrofización; y todas las fibras de celulosa hechas por el hombre, PET, PP y algodón tienen una contribución menor al agotamiento de la capa de ozono y la formación de oxidantes fotoquímicos

TENCEL la fibra hecha de madera por Lenzing

Las fibras Lycell de TENCEL ™ se fabrican con un proceso ambientalmente responsable, que transforma  la pasta de madera en fibras celulósicas procedentes de plantaciones forestales gestionadas de forma sostenible y certificadas por FSC.

Siguen un proceso con una alta eficiencia en el consumo de recursos y un bajo impacto ambiental. Este proceso de hilado con solventes recicla el agua del proceso y reutiliza el solvente a una tasa de recuperación de más del 99%. Los consumidores tienen la seguridad de que comprando prendas hechas con TENCEL no contribuyen a un impacto adverso en el medio ambiente.

Lenzing fabrica otras fibras a partir de madera sostenible como VEOCEL™ una fibra no tejida para aplicaciones sanitarias e higiénicas.  También la fibra Lyocell  de LENZING ™ que han sido certificada como compostable y biodegradable, ideal para soluciones de envasado de productos agrícolas y la fibra ECOVERO ™ basada en un sistema de producción ecológico,  que  genera hasta un 50% menos de emisiones, certificada con la etiqueta ecológica, y con sistema de traceabilidad en la cadena de suministro para dar certeza al cliente de que está comprando un producto sostenible.

REFIBRA tejido sostenible de Lenzing

REFIBRA ™ involucra el reciclado de una proporción sustancial de desechos de algodón, por ejemplo. de la producción de prendas de vestir, además de la pulpa de madera procedente de silvicultura certificada sostenible.

 

REFIBRA™, una iniciativa de reciclaje de TENCEL™ en colaboración con Lenzing para impulsar soluciones de economía circular en el mundo textil.

Las fibras Lyocell de TENCEL ™ con tecnología REFIBRA ™ se fabrican en un  eficiente proceso de circuito cerrado, que contribuye a la economía circular en la industria textil. El uso de recursos y energía se reduce al mínimo, al mismo tiempo que logramos un nivel distinguido de protección ambiental y preservación de recursos.

 

Reciclar Tejidos de prendas usadas

Es posible reciclar las prendas desechadas de algodón, lana, poliéster y otros tejidos y así reducir la demanda de recursos naturales de la industria textil.

La prendas de vestir y ropa usada al terminar su vida útil acaba en los vertederos. Sin embargo la mayoría de los tejidos presentes estos residuos se pueden reutilizar y reciclar para fabricar tejidos con los que fabricar muevas prendas de vestir.

Grandes empresas de moda demandan ya nuevos tejidos sostenibles que utilicen residuos o materias primas sostenibles, reduciendo así el impacto ambiental de la industria textil.

I:CO  una de las principales empresas decidadas a la recolección de prendas usadas  y a su reciclado indica que  la mayoría de las fibras se convierten en material aislante para las industrias automotriz y de la construcción.

Así es el proceso de Reciclaje

1. Selección: Se necesita clasificar por tipos de fibras (lana, poliéster, algodón, seda, nylon, etc.) para posteriormente desmontarlas y volver a hilar. De esa manera los nuevos hilados pueden ser usados por el sector de la confección para la fabricación de piezas nuevas.

2. Desfibrado: Los materiales textiles se “trituran” y se convierten nuevamente en fibras. Dependiendo de cuál sea la utilización final, se pueden incorporar mezclas con otras fibras.

3. Cardado: Las fibras obtenidas se someten al proceso de cardado para limpiar y mezclarse.

4. Hilatura: El material se hila y queda así preparado para posteriores procesos de tejeduría. Por lo general este tipo de hilados son de títulos más gruesos ya que el largo de las fibras no es lo suficientemente largo para lograr hilados finos