Transformar residuos vegetales o Biomasa en tejidos y cuero

Muchos residuos vegetales procedentes de plantaciones forestales o cultivos pueden transformarse en tejidos o cuero en la industria textil.

Se valorizan residuos que acabarían quemándose o descomponiéndose pueden transformarse en un material que puede substituir tejidos o cueros naturales o sintéticos, evitando el consumo de materias primas necesario para producirlos.

Tradicionalmente la producción de tejidos naturales como el algodón necesitan grandes extensiones de cultivo que son grandes consumidores de agua. La producción de cuero y tejidos artificiales consumen productos químicos que  son potencialmente contaminantes y dañinas al medio ambiente y a las personas.

Este tipo de tejidos y cueros sostenibles son más respetuosos con el medio ambiente y benefician las comunidades locales que valorizan residuos que tradicionalmente quemaban o destruían.

En general cualquier tipo de biomasa puede convertirse en tejidos. Esta biomasa pueden ser residuos o de origen sostenible como por ejemplo los cultivos industriales de algas que crecen consumiendo y captando el CO2 de chimeneas.